10 CONSEJOS PARA MANEJAR LA ANSIEDAD

Publicado en: Blog | 0

“Escuchando lo que la ansiedad nos quiere contar”.

Se habla mucho de la ansiedad como algo malo, sin embargo, ésta ha sido muy importante y necesaria en nuestra adaptación como especie.

Esta, puede manifestarse con síntomas físicos y/o psíquicos y dependiendo de su intensidad y el contexto en que aparezca, podría incluso ser beneficiosa al alertarnos cuando debemos “huir” de situaciones de amenaza o peligro real.

A nivel físico, podemos experimentar palpitaciones, opresión en el pecho, sudoración, tensión muscular, bruxismo, entre otros, así como también, sentir intranquilidad, inseguridad y miedo, a pesar de no existir ningún peligro real externo que “justifique” la aparición de estos síntomas.

Algunas veces, por diferentes motivos, nuestro sistema “sobre reacciona” para defendernos y comenzamos a sentir síntomas ansiosos.

Cuando los niveles de ansiedad son muy intensos, pueden aparecer trastornos que afectan nuestra calidad de vida, activándose estados de hiperalerta, preocupación excesiva y síntomas físicos que derivan en trastornos ansiosos más complejos como las conocidas, “crisis de pánico”.

 

 

¿Podemos hacer algo para evitar que la ansiedad nos supere?

Si bien, hay que observar el origen de la ansiedad, hay formas sencillas y útiles de enviar señales de “calma” a nuestro organismo y mente, por lo que si las activamos, podremos enfrentar el día a día de mejor manera.

El tratamiento con medicina Integrativa busca recuperar la salud a través de procesos más amables con el cuerpo, haciendo que el paciente tome un rol activo en su proceso de sanación.

 

Si sufres de ansiedad este artículo es para ti.

 

Hoy te contamos sobre 10 consejos de auto cuidado para el manejo de la ansiedad.

 

  1. Activa tu cuerpo suavemente por la mañana: cuando despiertes concédete algún margen de tiempo para activarte poco a poco. Estírate y tomate un tiempo para bostezar y extenderte. Extiende tus brazos y tus piernas, todo lo que surja naturalmente. Aun cuando estés con apuro evita saltar de la cama, dado que al hacerlo se produce un choque en el sistema nervioso y repercute en ansiedad en el organismo.

 

  1. Masaje con aceite de sésamo: un masaje cada mañana resulta muy útil para reducir tu ansiedad y empezar bien el día. Frota un poco de aceite templado sobre tu cuero cabelludo, bajo tu ombligo, en manos y plantas de los pies. También puedes inhalar un par de gotitas por cada fosa nasal. Para templar el aceite es simple. Si tienes el aceite en un frasco de vidrio colócalo en un pocillo redondo. Vierte agua caliente en el pocillo y espera que el aceite se entibie a baño maría. Si tienes mucha ansiedad o insomnio puedes aplicar este método antes de acostarte.

 

  1. Leche de almendras: toma un vaso de leche templada por la mañana. Puedes añadirle una pizca de jengibre, una pizca de nuez moscada, azafrán y una cucharadita de miel. Si tienes mucha ansiedad o insomnio puedes tomarte una taza de esta preparación antes de dormir.

 

  1. Jugo de naranja: si tu ansiedad va acompañada con una aceleración del ritmo cardiaco puedes prepararte un vaso de jugo de naranjas con una cucharadita de miel y una pizca de nuez moscada en polvo.

 

  1. Infusión calmante: prepara una infusión de valeriana. Esta hierba produce un efecto calmante y reduce la ansiedad. Puedes tomarla dos veces al día, por la mañana y antes de dormir.

 

  1. Date un baño calmante: un baño con jengibre y bicarbonato de sodio resulta muy calmante. En un baño caliente vierte 1/3 de taza de jengibre y 1/3 de taza de bicarbonato de sodio. Puedes añadir una gotitas de aceite esencial de lavanda o romero y agregar un puñado de hojas de salvia que potenciarán el efecto tranquilizante.

 

  1. Punto de acupresión calmante: cierra el puño izquierdo de manera que los dedos descansen sobre el centro de la palma. Localiza el punto en el que termina el dedo corazón. A continuación presiona firmemente este punto del centro de la mano izquierda con el pulgar de la mano derecha. Mantén la presión durante 1 minuto. Este procedimiento logra calmar la agitación, que es lo que provoca la ansiedad.

 

  1. Respiración profunda: incorpora un espacio en tu día para calmarte y respirar. Al respirar alimentamos nuestro cuerpo y mente. Incorpora respiraciones profundas y rítmicas y lentamente irás conectando con tu cuerpo. Concentrarnos en respirar profundamente desde el diafragma, no sólo nos oxigena, sino que activa el sistema parasimpático, encargado de regular las señales de alarma, ayudando a mantener y recuperar la calma.

 

  1. Realiza una actividad física: una excelente forma de mantener nuestra mente y cuerpo en buen estado es haciendo ejercicio. Activa tu cuerpo, camina, corre, practica yoga, encuentra el ejercicio que más te acomode.

 

  1. Duerme lo necesario: dar un descanso adecuado a tu cuerpo es fundamental para no colapsar nuestro sistema. Duerme entre 6 y 8 horas como mínimo. Cuidemos nuestro sueño, propiciemos un entorno de calma para inducir un sueño profundo y reparador.

 

Si bien las preocupaciones y la ansiedad puede ser algo que nos ocurre a todos, hay que tener especial atención cuando:

  • La ansiedad se ha prolongado por mucho tiempo.
  • Se ha vuelto abrumadora con síntomas como falta de respiración, dolor en el pecho y mareos, preocupación extrema.
  • Sufres de períodos cortos e inexplicables de terror intenso.
  • Evitas el contacto con personas, lugares o situaciones para evitar sentir angustia, lo que interfiere en tu vida social o laboral.

 

Si sigues sintiéndote ansioso y vulnerable, es hora de que consultes a un especialista y así detectar el origen de tu ansiedad. Aprender de la causa evitará que esto siga afectando a tu vida.

 

En Por Más Salud podemos acompañarte en tu proceso de sanación a través de psicoterapia, descubriendo la raíz de lo que te agobia y drena tus energías, devolviendo así la tranquilidad y salud a tu cuerpo. Por otro lado las terapias integrativas de medicina china y kinesioterapia especializada pueden ayudarte a combatir los síntomas físicos asociados a la ansiedad, relajando y calmando tu cuerpo y así lograr recuperar tu equilibrio.

 

Consulta con nosotros al  2 22631162

o al +569 53470373

y en nuestras redes sociales.

 

No dejes que la ansiedad se tome el protagonismo de tu vida, no esperes más tiempo y recupera tu bienestar.

Consulta con nuestra especialista Catalina Mena Fluhmann,

Psicóloga Clínica y Terapeuta EMDR.

Comparte esta página
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+