DOLOR DE CUELLO Y MANEJO DEL STRESS

Publicado en: Blog | 0

Las exigencias de la vida cotidiana y el cómo nos manejamos en estas situaciones, puede influir enormemente en nuestra calidad de vida y en nuestro cuerpo.

Un ejemplo de esto son los malestares que afectan a la población trabajadora, los cuales se manifiestan principalmente en dolor o contracturas de espalda y de cuello. Hoy les contamos que muchas veces el origen de estos malestares no sólo radica en problemas posturales, sino en otros factores psicosociales muy importantes de manejar, como el estrés.

 

Pero ¿Qué es el estrés?

El estrés psicológico, o estrés mental, se entiende como una respuesta personal que aparece tras percibir un desequilibrio entre las exigencias del ambiente y los recursos para responder de manera efectiva.

 

El estrés es un trastorno psicosomático que puede tener múltiples causas, todo depende de la persona y de su particular punto de vista. Causantes de estrés pueden ser: afrontar una situación difícil, el desgaste laboral, una relación complicada, esperar en una fila, entre muchas otras.

 

Muchos son los pacientes que manifiestan que su dolor cervical se relaciona con su estrés cotidiano. Es así como con Medicina Integrativa apuntamos a tratar tanto las dolencias físicas, como en dar herramientas de prevención y auto cuidado.

Detectar el origen de tu estrés y saber cómo manejarlo de mejor manera puede disminuir la aparición de estos problemas en tu vida cotidiana. Conocerte es sanarte.

 

Tratamiento con Medicina Integrativa

 

  • Tratamiento con kinesiología: los ejercicios y técnicas kinesiológicas de columna han demostrado éxito a largo plazo en el tratamiento del dolor cervical crónico. En estos casos los pacientes aprenden técnicas y prácticas diarias para no perjudicar su salud y su postura. Otras de las técnicas utilizadas para aliviar la sensación de dolor, son los masajes descontracturantes, el uso de compresas, las técnicas de liberación miofascial y las elongaciones en los músculos acortados.

 

  • Tratamiento con medicina china: terapias como masaje tuina y acupuntura pueden ser muy beneficiosas en estos casos, ya que aborda al paciente con una mirada integral y brinda resultados favorables en la disminución del dolor.

 

  • Tratamiento con psicoterapia: la terapia EMDR  es altamente efectiva para el tratamiento del dolor. Adicionalmente, con psicoterapia puedes adquirir herramientas de auto cuidado para el manejo del estrés en tu vida cotidiana.

 

¿Ya detectaste el origen de tu estrés?

A continuación te damos algunos consejos para poder manejarlo de mejor forma:

 

Consejos para el manejo del estrés

 

  1. Analiza tu estrés:

    escribe lo que sientes y aclara tu mente. Tómate un día para identificar las circunstancias estresantes de tu vida en dos categorías. Aquellas en las que puedes hacer algo y aquellas en las que no.

  • Si puedes hacer algo por cambiar esa situación: ¡hazlo! Pueden ser aspectos de organización, de darte un tiempo para ti o de un cambio de actitud en cómo afrontar tu vida. También puede ser que estés buscando un estilo de vida más apto para ti. Reconoce tus necesidades y las acciones que pueden ir solucionándolo. Si es así, confía y persevera aunque no veas resultados inmediatos.
  • Si no hay nada que puedas hacer: ríndete a la situación y al aceptarla encontrarás paz. Preocuparnos por cosas que no podemos manejar desgasta nuestras energías. Libérate del control innecesario.

 

  1. Date un baño calmante: 

    un baño con jengibre y bicarbonato de sodio resulta muy calmante. En un baño caliente vierte 1/3 de taza de jengibre y 1/3 de taza de bicarbonato de sodio. Puedes añadirle una gotitas de aceite esencial de lavanda o romero y agregar un puñado de hojas de salvia que potenciarán el efecto tranquilizante.

 

  1. Infusión para reducir el estrés:

    la fitoterapia también es un algo muy práctico que puedes realizar en tu vida cotidiana. Puedes tomar una infusión de manzanilla, hierba de San Juan, lavanda, melisa o naranjo amargo, así afrontarás el estrés de mejor manera.

 

  1. Respiración y yoga:

    muchas personas experimentan una carga extra de estrés los días lunes, al estar asociado con el trabajo. Comienza tu semana con 15 o 20 minutos de respiración y yoga antes de ir a trabajar.

 

 

Te animamos a incorporar estos hábitos diariamente y así mantendrás bajos niveles de estrés.

Si ya tienes dolencias físicas o malestares psicosociales no dudes en consultar con un especialista.

Y tú ¿Cómo manejas el estrés?

¡Ya puedes compartir tu experiencia en nuestro blog o en nuestras redes sociales!

 

 

Comparte esta página
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+