5 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA PREVENIR ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Publicado en: Blog | 0

Resfrío, gripe y asma son las enfermedades respiratorias  más comunes hoy en nuestra ciudad. Algunas de las principales causas asociadas a este problema son la proliferación de virus y la contaminación ambiental, sin embargo existen algunos factores y medidas de autocuidado que podemos tener en cuenta para prevenir y disminuir los síntomas este año.

Las enfermedades respiratorias afectan sobre todo a los menores de 5 años y a los adultos mayores y los órganos más afectados en estos casos son los pulmones y las vías respiratorias.

 

Desde el punto de vista de la medicina china, el pulmón ayuda a la circulación de la sangre y de la energía. A través de la respiración nos llenamos de energía vital, siendo expandida a todos los órganos y sistemas. Por otro lado, a través de la exhalación se eliminan impurezas y el aire contaminado.

 

La salud del pulmón es vital ya que en conjunto con el intestino grueso se encargan de la comunicación de la energía interna del cuerpo con el exterior. Además es considerado como la morada del Po “alma instintiva”, la cual regula el instinto de supervivencia y está vinculada a los automatismos reflejos.

 

¿Cuáles son los síntomas que evidencian un desequilibrio en nuestros pulmones?

 

Algunos de ellos son:

  • Algunos síntomas emocionales son: la apatía, el desgano, melancolía, cansancio crónico y la falta de energía.
  • Síntomas de tipo Yin: obstrucción nasal, palidez, pulso débil, voz fina y apagada, sudoración espontánea, tos con expectoración de mucosa, respiración superficial, disnea, aversión al frío, rinorrea y astenia.
  • Síntomas de tipo Yan: dolor toráxico, sensación de calor en todo el cuerpo, boca seca, ausencia de saliva, sequedad de garganta y boca, fiebre vespertina, sudoración nocturna, sensación de calor en palmas de las manos y plantas de los pies, pulso rápido y fino, piel seca, ajada o rasposa.

 

 

¿Cuál es el tratamiento con Medicina Integrativa?

Hoy en día buscamos una recuperación  integral del paciente. Para esto combinamos distintos tratamientos que se complementen y potencien.

  • Desde el punto de vista físico, una técnica muy efectiva para el tratamiento de las patologías respiratorias es la kinesioterapia respiratoria (KTR), la cual aplica un conjunto de técnicas con el fin de favorecer la ventilación correcta, optimizar el intercambio gaseoso, permeabilizar la vía aérea, disminuir la obstrucción bronquial y facilitar el mecanismo de la tos. Estos procedimientos incluyen una serie de maniobras manuales, ejercicios respiratorios, aspiración de secreciones, posicionamientos y/o otros procedimientos terapéuticos. Consulta por nuestro servicio de kinesioterapia respiratoria a domicilio y en nuestra consulta.

 

  • Desde el punto de vista energético,  estimulando puntos específicos del cuerpo con acupuntura, masaje tuina y otros tratamientos que incluye la medicina china, se pueden aliviar enfermedades como: sinusitis aguda,  rinitis aguda, catarro común, bronquitis aguda, asma bronquial y faringitis.

 

Para que este año puedas cuidar mejor de ti y de tu familia puedes complementar estos tratamientos con 5 consejos prácticos que te contamos a continuación:

 

  1. Prevención: Conoce tu ciclo de la enfermedad y sus causas. Así podrás detectar cuáles son los principales detonantes de tu asma, gripe o resfrío ¿será una causa emocional, ambiental, alérgica o genética? Evita la exposición a lugares contaminados. Si no lo puedes evitar, puedes prevenir con medidas de higiene y aumentando tus defensas a través de la alimentación, el auto cuidado y a través del tratamiento con fitoterapia y aromaterapia.

 

  1. Tratamiento en el hogar con fitoterapia: El uso de plantas medicinales en infusiones, aromaterapia o vaporizaciones también puede ayudarnos. Algunas de las infusiones que puedes tomar en estos casos son: salvia, romero, valeriana, malva, palto, tilo, toronjil, orégano, llantén, espuela de galán, entre otras. Dentro de las infusiones más conocidas y efectivas está la de jengibre con limón y miel. Esta infusión te ayuda a mejorar tu sistema inmune, es desintoxicante y anti inflamatoria, por lo que te ayuda a aliviar la irritación de la garganta producida por la tos, reduce la congestión nasal y suprime los escalofríos.

 

  1. Tratamiento en el hogar con aromaterapia: la aromaterapia también es un método muy efectivo y reconfortante. Para este caso te podemos recomendar el Roller “1,2,3 respirez” de Naturel, el cual te ayuda a despejar las vías respiratorias, disminuir las alergias y subir las defensas. También puedes realizar vaporizaciones con eucaliptus y agregarle unas gotitas de aceite esencial de lavanda, romero, salvia o jengibre. El vapor tiene fines muy terapéuticos ya que nos ayuda a tratar los problemas de la respiración seca y la congestión del pecho.

 

  1. Aseo nasal con soluciones de agua de mar o suero fisiológico: la limpieza nasal con agua de mar ayuda a prevenir algunas enfermedades como rinitis, rinosinusitis, otitis, bronquitis y asma, además el agua de mar tiene un efecto descongestionante, anti-inflamatorio y regenerador de la mucosa nasal. El aseo nasal diario con solución de agua de mar tiene un enorme potencial para disminuir la proliferación de bacterias. Puedes encontrar este producto en tiendas y farmacias. También puedes hacer uso de suero fisiológico, sin embargo no tendrás las propiedades adicionales que te aporta la sal de mar.

 

  1. Respiración profunda: ayuda a ventilar tus pulmones con respiraciones profundas. Puedes incorporar el hábito de realizar una pausa para respirar, en dos o tres momentos durante tu día.  Una recomendación es hacerlo en la mañana cuando despiertes, por la tarde y antes de dormir.

 

Unos pulmones que vuelven a fluir libremente se liberan de la melancolía y traen pureza, fortaleza y amor.

 

Y tú, ¿Tienes algún remedio casero o receta para prevenir o curar el resfrío?

 

¿Haz probado alguno de nuestros consejos?

Cuéntanos cómo te va